Ticker

6/recent/ticker-posts

"Fue un quilombo": la "bestia" que recorrió Tucumán el fin de semana

 La Perla del Sur fue protagonista de un hecho pocas veces visto en la provincia. Una limusina, de las mejores del mundo, se dejó ver en las angostas calles de Plaza Mitre, en la capital del departamento Chicligasta. ¿A quién pertenece y qué otras celebridades han dejado momentos inolvidables en esos asientos plagados de lujos?

Llegó a Tucumán después del miércoles. Se paseó por los cerros, sus ocupantes comieron empanadas tucumanas y posó durante más de tres horas en las angostas calles de Plaza Mitre, en la ciudad de Concepción. Se trata de un vehículo pocas veces visto en la provincia, una limusina de características únicas, de las mejores en su tipo en todo el país y en el mundo. La apodan “La Súper Bestia” y vino desde Buenos Aires exclusivamente para que la gente se tome fotos. Al menos así lo confirmó a eltucumano.com su propio dueño, John Jairo González Ochoa, un colombiano que vive hace más de 10 años en Argentina, exprofesor de tenis, actual empresario y –para algunos- el precursor del reggaetón en los boliches del país.

 

¿Pero qué hacía semejante vehículo en Tucumán? John no dudó en contarlo todo: “Me contrataron unos chicos de un emprendimiento de computación. El evento era tener la limusina parada para que la gente se saque fotos y fue un verdadero quilombo”, cuenta González Ochoa, que adelanta que la limusina volverá a pasearse por las calles tucumanas en unos meses, ya que, a partir de la repercusión en las redes, otros tres clientes contrataron sus servicios. “Mis amigas no paraban de mandarme mensajes preguntando si estaba en Tucumán”, agrega.

Llegó a Tucumán después del miércoles. Se paseó por los cerros, sus ocupantes comieron empanadas tucumanas y posó durante más de tres horas en las angostas calles de Plaza Mitre, en la ciudad de Concepción. Se trata de un vehículo pocas veces visto en la provincia, una limusina de características únicas, de las mejores en su tipo en todo el país y en el mundo. La apodan “La Súper Bestia” y vino desde Buenos Aires exclusivamente para que la gente se tome fotos. Al menos así lo confirmó a eltucumano.com su propio dueño, John Jairo González Ochoa, un colombiano que vive hace más de 10 años en Argentina, exprofesor de tenis, actual empresario y –para algunos- el precursor del reggaetón en los boliches del país.

 

¿Pero qué hacía semejante vehículo en Tucumán? John no dudó en contarlo todo: “Me contrataron unos chicos de un emprendimiento de computación. El evento era tener la limusina parada para que la gente se saque fotos y fue un verdadero quilombo”, cuenta González Ochoa, que adelanta que la limusina volverá a pasearse por las calles tucumanas en unos meses, ya que, a partir de la repercusión en las redes, otros tres clientes contrataron sus servicios. “Mis amigas no paraban de mandarme mensajes preguntando si estaba en Tucumán”, agrega.

Otra toma de la bestia en un lavadero para autos de Aguilares.


Publicar un comentario

0 Comentarios