Ticker

6/recent/ticker-posts

Estados Unidos busca prohibir los cigarrillos mentolados y saborizados

La Administración de Medicamentos y Alimentos espera aplicar la medida el año que viene. El porqué de la decisión.


El consumo de tabaco es la principal causa de muerte prevenible en Estados Unidos, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de ese país. Por tal motivo, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) propuso la prohibición de los cigarrillos mentolados y habanos saborizados, una medida que espera poder aplicar el año que viene y de esa manera, salvar cientos de miles de vidas. 

Según informó DW, la FDA tenía plazo hasta ayer para responder a una petición ciudadana de 2013 que buscaba la prohibición de los cigarrillos mentolados que, según los activistas, afectan proporcionalmente más a los afroamericanos por el marketing de la industria.

“Tenemos la esperanza de que la FDA se atenga a la ley y priorice a la ciencia por encima de la presión política”, dijo ITG Brands, que alberga las marcas de cigarrillos Winston y Kool. “El anuncio es decepcionante, pero no inesperado”, sostuvieron. 


Desde Altria Group Inc y Reynolds América, una unidad de British American Tobacco Plc, afirmaron que evaluarían la última propuesta, pero aclararon que la investigación científica no respalda la regulación o prohibición de los cigarrillos mentolados. 

Al respecto, Janet Woodcock, comisionada en funciones de la FDA, lanzó en diálogo con DW: “Prohibir el mentol -el último sabor permitido- en los cigarrillos y prohibir todos los sabores en los habanos contribuirá a salvar vidas, sobre todo entre los afectados de forma desproporcionada por estos productos mortales”. 

Si bien la FDA pretende prohibir los cigarrillos mentolados y saborizados para el año que viene, es probable que la medida demore años en aplicarse ya que se prevé que las tabacaleras tomarán acciones legales para frenar la normativa.


Grupos antitabaco y de derechos civiles alertaron varias veces sobre los riesgos de los cigarrillos mentolados ya que “contribuyen a una carga sanitaria desproporcionada entre las comunidades afroamericanas y juegan un papel importante a la hora de atraer a los jóvenes a fumar”. 


Estos están prohibidos en Massachusetts y California, pero representan un tercio del mercado global de la industria. Si bien el tabaquismo disminuyó en EE.UU., 480 mil personas mueren cada año en ese país por fumar. 

Las estadísticas mundiales son alarmantes: cada año, más de 8 millones de personas mueren a causa del tabaco. En la Argentina, el 13% de las defunciones anuales se produce por enfermedades relacionadas a su consumo, lo que representa aproximadamente 44.000 personas.


El cigarrillo y la pandemia


Fumar es un problema mundial que afecta gravemente la salud de aproximadamente 1100 millones de personas en el planeta (uno de cada tres adultos), según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, dejarlo parece que no es tarea fácil para quienes ya tienen este hábito que se va apropiando más y más de sus cuerpos y mentes con el paso de los años. La desafortunada aparición del COVID-19 parecía ser una esperanza y un factor de alerta para que mucha gente tomara conciencia y abandonara el vicio debido a los preocupantes efectos que el virus puede provocar en los consumidores de tabaco. 

No obstante, y pese a las advertencias médicas sobre los efectos del coronavirus en los fumadores, el consumo de cigarrillos se duplicó durante la pandemia. El dato surge de un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (EE.UU.), que fue publicado en el International Journal of Environmental Research and Public Health. 


Los investigadores analizaron el riesgo que los fumadores corren al contraer coronavirus, sus intenciones de abandonar el vicio y sus comportamientos durante la pandemia. Sara Kowitt, científica que participó del proyecto, reveló que las causas del incremento pueden deberse a la ansiedad, el estrés y el aburrimiento provocados por el encierro y la incertidumbre. 


La encuesta se realizó en abril de 2020, fue online y duró dos semanas. Todos los encuestados (hombres y mujeres con una edad promedio de 39 años) reportaron haber aumentado el consumo de cigarrillos. El 40,9% del total de los encuestados (800 personas), reconoció haber duplicado el consumo desde el comienzo de la pandemia, mientras que un 46,5% hizo el intento de abandonar el hábito por miedo al SARS-CoV-2. 


Con Bienestar habló sobre esta problemática con la médica neumonóloga y jefa de sala de docencia e investigación del Hospital Cetrángolo, Gabriela Claudia Tabaj (M.N. 107.176), que alertó sobre los daños que el cigarrillo genera en el cuerpo: “El tabaco es nocivo para la salud en todas sus modalidades de consumo y no existe un nivel seguro de exposición al mismo. Fumarlos es lo más común, pero existen otras formas como la pipa de agua o narguile, entre otros. El tabaco sin humo es también sumamente adictivo y perjudicial para la salud. Contiene muchas toxinas cancerígenas e incrementa el riesgo de casos de cáncer de cabeza, cuello, garganta, esófago y cavidad bucal (boca, lengua, labios y encías), así como de varias enfermedades cardiovasculares y dentales”, explicó.

Fuente: https://tn.com.ar/salud/noticias/2021/04/30/eeuu-busca-prohibir-los-cigarrillos-mentolados/


Publicar un comentario

0 Comentarios